La muerte es ilegal

La muerte es ilegal

Y nadie dice nada

 

Ni una denuncia, un grito

Ni un poema pancarta

Ni un juez que lo investigue

La vida es una estafa.

Nacemos sin permiso

Y crecemos sin ganas

Si soñamos nos duermen

Si sentimos nos talan

Somos sauces llorones

Arrastrando las lagrimas

 

Morirse es un delito

Nacer es una estafa

Y todos calladitos

Tragándonos el alma

Envejecer sin ruido

Sin molestar palmarla

A escondidas, solitos

Que los hijos trabajan

Que no pidan permisos

que aquí nunca se aparca

y el parking vale caro

 

 

 

 

solo soy una carga

quiero morirme ya

este fin de semana

cuando libran los hijos

no molestar , sin drama

irme de aquí , vergüenza

de enfermar , dar la lata

no salpicar dolor,

que me laven sin ganas

el culo dos extraños

mientras hablan del barsa.

 

La muerte es ilegal

Y nadie dice nada

 

del libro (Versos en difHerido) editorial Celya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*